La montaña rusa tras el sentimientos de pérdida del embarazo.

Aquellas parejas que han experimentado una pérdida recurrente de embarazo necesitan empatía y comprensión. A menudo se buscan respuestas sobre qué es exactamente esta condición y qué se puede hacer al respecto.


Es muy normal que uno se sienta emocionalmente angustiado o inestable después de un aborto espontáneo. Lo más importante que debes saber es que no están solos en la experiencia.



Se estima que 1 de cada 4 mujeres se ven afectadas por un aborto espontáneo.


Sufrir un aborto natural es perder a un ser único e inigualable que no podremos recuperar. Esta es la gran verdad de las personas que pasan por esa difícil circunstancia.


Proceso de perdida:


El duelo perinatal viene a referirse a el dolor que experimentan los padres después de la muerte del bebé durante el embarazo, el parto o el primer mes después del nacimiento. Esta pérdida suele darse en casos como el aborto espontáneo, el embarazo ectópico, la terminación o las muertes neonatales. El duelo perinatal es experimentado por muchas familias y como todo duelo, causa una gran angustia emocional y conmoción.


Etiología:

Los abortos espontáneos aislados puede producirse por ciertas virosis (citomegalovirus, herpesvirus, parvovirus y rubéola) o por trastornos que pueden causar abortos esporádicos o pérdidas recurrentes


Los factores de riesgo para aborto espontáneo incluyen:


Signos y síntomas:

Los síntomas del aborto espontáneo incluyen dolor pelviano tipo cólico, sangrado y, finalmente, expulsión vaginal de tejidos. El aborto espontáneo tardío puede comenzar con un chorro de líquido cuando se rompen las membranas. La hemorragia rara vez es masiva. Un cuello uterino dilatado indica que el aborto es inevitable.


De esta forma, cuando familiares y amigos aconsejan a las madres, suele hacer un discurso positivo que no siempre va en línea de compresión. Lamentablemente, el problema no se trata de simplemente volverlo a intentar con otro bebé.

A decir verdad, tener una vida naciendo dentro de nuestro cuerpo marca una relación única entre la mamá y el futuro bebé. En torno a esa vida nueva, se trazan planes y expectativas irrepetibles. La gestación no se trata simplemente de un proceso biológico o de interés médico. Debemos mantener una perspectica abierta ante cualquier situación que causo la perdida.


Montaña rusa de propios sentimientos del síndrome post aborto:

  • No poder definir lo que se siente: los sentimientos después de un aborto espontáneo son cambiantes y, por eso, es difícil abordarlos.

  • Ver el feto después del aborto: los padres afectados no saben si ver o no ver al bebé cuando ya ha fallecido.

  • Hablar sobre el incidente: la pareja deberá decidir si quieren hablar sobre su pérdida. No siempre ambas partes estarán de acuerdo sobre tocar el tema y la forma en que lo harán.

Sentimientos externos: