El Sexo y la Salud Mental

Aparte que el acto del sexo es una muy buena fuente para bajar niveles de ansiedad y depresión, también tenemos que tener en cuenta que en como vivimos nuestra sexualidad e intimidad puede tener un impacto directo en nuestro estado de ánimo, así como en nuestra autoestima, pensamientos, estado de ánimo y capacidad para manejar la ansiedad, el estrés y la depresión. Por el área social nuestra manera de relacionarnos e incluso en nuestra propia satisfacción como individuos, de hecho, el tener basta confianza en nuestro cuerpo y en nuestra sexualidad puede funcionar como factor de protección y gozar de buena autoestima. Sin embargo, si nos encontramos en un momento en el que no estamos a gusto con la nuestra intimidad o la sexualidad comienza a verse afectada, y así mismo nuestra salud mental.


¿Han escuchado que la falta de deseo sexual, eyaculación precoz, monotonía y insatisfacción son los principales síntomas para tener baja autoestima, y con ella llega PROBLEMAS DE SALUD MENTAL?


Pues sí, ejemplo de esto:

  1. El deseo: Uno de los problemas que pueden tener las parejas viene derivado del concepto del deseo. En la sociedad actual existe la creencia de que el deseo tiene que nacer. Esto es un acto natural, en ocasiones es atracción fisica, emocional o carnal.

  2. Las tareas en la casa: En caso de una pareja que ambos trabajan, pues suele a desaquilibrarse, pero una solución es repartirse las mismas. No es solo el espacio en el que entras en la cama o en el que le tocas a tu pareja cuando