Es fácil la vida para un adolescente?




La adolescencia es una etapa llena de cambios tanto físicos y psicológicos.


En la adolescencia el hijo o hija empieza la difícil transición hacia lo que será su independencia y autonomía. Este camino es un aprendizaje que se caracteriza por intentos, errores, logros, sueños, frustraciones, que pueden llevar al conflicto tanto interno como externo. Adicional a esto, si el entorno , y la familia donde este adolescente está creciendo , no es el más armonioso, el mas funcional o saludable, imaginemos entonces lo retante que será para este joven la toma de decisiones y el desarrollo de su nueva personalidad.



Formación de la personalidad del adolescente:

En este camino hacia la independencia y autonomía influirán tres factores:

  • La exaltación de uno mismo, al creerse superior a los adultos (tú no sabes, yo lo sé; sobre todo en temas que dominan como pueden ser las nuevas tecnologías)

  • El deseo de autorrealización (ser bueno en algo que importa a uno mismo y a los amigos, ser buen jugador de fútbol, tener muchos likes en una publicación suya)

  • La tendencia de no querer estar con los padres frente a una necesidad casi vital de estar con los amigos.

En este punto, el adolescente se descubre a sí mismo y se crea un falso narcisismo. Por una parte se cree que es el mejor pero por otra esconde inseguridades, por lo que intentará engañar a los demás y a la vez a él mismo con sus apariencias. Por lo tanto, es común encontrarnos con adolescentes soñadores, que quieren ser youtubers , Tiktokers , grandes futbolistas o cantantes. Además, muchos programas de televisión y Redes Sociales les venden la falsa ilusión de la adquisión de fama y popularidad rápido y exitoso ( los influencers y su vida exitosa, etc.). En este contexto, el esfuerzo por lograr objetivos, como puede ser estudiar para aprobar o auto-superarse, toma un segundo plano que a la vez alimentará la desmotivación sobre aquello que es tedioso, costoso y a largo plazo, como son los estudios y la formación profesional de uno mismo.


Etapa previa a la vida adulta.


Su afán por ser tratados como adultos les lleva a alejarse de los padres, profesores y todo aquel que lleve el rol de autoridad. Así, es muy común que se subleven y se muestren reacios a obedecer, y que respondan con recelo a toda pregunta que suponga una intromisión en su vida privada. En esta tesitura, es muy común que haya disputas en casa a la hora de obedecer a los padres, muestren actitudes prepotentes, de saberlo todo para esconder sus inseguridades y miedos. Además, sus ansias de independizarse de los padres y de ser adultos, les llevan a crear la falsa creencia de que son capaces de ser independientes de los adultos pero a la hora de la verdad aún siguen siendo dependientes, creando frustración y enfado.

El adolescente vive el presente y pocas veces tiene planes a medio-largo plazo, lo importante es buscar un sitio entre los iguales y esconder sus miedos mediante el egocentrismo, egoísmo y en algunos casos mediante la tiranía.

La importancia del carácter en la personalidad.



En un adolescente que es más autónomo, independiente , crítico y de naturaleza introvertida suelen ser más frecuentes los conflictos con los padres y en algunos casos con profesores.

Por el contrario, en los individuos que tienen un carácter más dócil, llevadero y extrovertido el proceso a la vida adulta suele ser más armonioso,