Buscar
  • Ana Valeria Capeles Rivera

¿Y tu autoestima? La mente es poderosa


La autoestima es la percepción que tenemos de nosotras mismas. Abarca todos los aspectos de la vida, desde el físico hasta el interior, pasando por la valía o la competencia. Se trata de la valoración que hacemos de nosotros mismos y no siempre se ajusta a la realidad. Esa valoración se forma a lo largo de toda la vida y bajo la influencia de los demás.


¿Atiendes bien a tu cuerpo? ¿Escuchas y comprendes sus señales? O, por el contrario ¿lo ves como un extraño o un enemigo? Descubre cómo mejorar la relación con tu cuerpo.

Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz



¿Crees que tienes una buena relación con tu cuerpo?


Muchas personas responderían esta pregunta tomando como base su opinión sobre su propia imagen física. Sin embargo, esta cuestión va mucho más allá, ya que el cuerpo no es algo que poseemos, es lo que somos. La forma en que lo miras, lo juzgas y lo atiendes es una declaración de intenciones hacia tu propio ser. Por ello, para mejorar la relación con tu cuerpo, has de empezar por reconectarte con él.


La forma de vida ha cambiado en los últimos tiempos: vivimos inmersos en un contraste: rutinas aceleradas y sedentarias.


Y esto nos ha llevado a percibir al propio cuerpo como un extraño (no lo atendemos ni lo escuchamos) o como un enemigo (lo rechazamos y deseamos que cambie). Este es un fenómeno común en el que la mayoría de nosotros hemos caído. Sin embargo, estamos a tiempo de revertir esta situación.


Si quieres mejorar tu autoestima, aquí tienes algunos consejos para empezar:

  • Deja de tener pensamientos negativos sobre ti mismo. Si estás acostumbrado a centrar la atención en tus defectos, empieza a pensar en aspectos positivos que los contrarrestan.

  • Ponte como objetivo el logro en vez de la perfección. Algunas personas se acaban paralizando debido a sus ansias de perfección. En lugar de frenarte con pensamientos como: “No iré a la audición de la obra hasta que haya perdido 5 kg”, piensa en qué eres bueno y en las cosas con las que disfrutas, y ve a por ellas.

  • Considera los errores como oportunidades de aprendizaje. Acepta que cometerás errores porque todo el mundo los comete. Los errores forman parte del aprendizaje. Recuerda que las aptitudes de una persona están en constante desarrollo, y que cada uno sobresale en cosas diferentes —es lo que hace interesante a la gente.

  • Prueba cosas nuevas. Experimenta con diferentes actividades que te pongan en contacto con tus aptitudes. Luego siéntete orgulloso de las nuevas habilidades que has adquirido.

  • Identifica lo que puedes cambiar y lo que no. Si te das cuenta de que hay algo tuyo que no te hace feliz y puedes cambiarlo, empieza ahora mismo. Si se trata de algo que no puedes cambiar (como tu estatura), empieza a trabajar para quererte tal y como eres.

  • Fíjate metas. Piensa en qué te gustaría conseguir y luego diseña un plan para hacerlo. Atente al plan y ves anotando tus progresos.

  • Siéntete orgulloso de tus opiniones e ideas. No tengas miedo de expresarlas.

  • Colabora en una labor social. Dale clases a un compañero que tiene problemas, ayuda a limpiar tu barrio, participa en una maratón benéfica por una buena causa o hazte voluntario de alguna asociación.

  • ¡Haz ejercicio! Mitigarás el estrés y estarás más sano y más feliz.

  • Pásatelo bien. ¿Te has encontrado alguna vez pensando cosas del estilo de: “tendría más amigos si estuviera más delgado/a”? Disfruta pasando tu tiempo con personas que te importan y haciendo cosas que te gustan. Relájate y pásalo bien —y no dejes tu vida en suspenso.


Nunca es tarde para construir una autoestima positiva y sana.


https://www.mentessaludables.org/anavaleriamsw

16 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo