top of page
Search

Bullying: Como Afecta los niños y jóvenes su Entorno Social

Autora: Ivelisse Ginorio Estudiante de Maestría de Trabajo Social Clínico de la Universidad Ana G. Mendez Online Campus



El bullying o el llamado acoso social es un estigma social que afecta la vida de nuestros niños y adultos jóvenes, tanto para la víctima como para el agresor. Los traumas psicológicos que dan lugar a estas experiencias en los individuos afectados deben hacerse visibles para que las personas reconozcan la gravedad de la situación y tomen las medidas necesarias para poner fin al drama. La violencia en el ámbito escolar es una realidad que deniega cada día a millones de niños y jóvenes el derecho humano fundamental de la educación.

El Plan Internacional estima que 246 millones de niños y adolescentes podrían ser víctimas de la violencia al interior y alrededor de sus escuelas. Este fenómeno afecta desproporcionadamente a las niñas, así como a aquellos que presuntamente no se ajustan a las normas sexuales y de género predominantes.


¿Qué es el acoso social?

El acoso social, también conocido como acoso escolar (en el patio de la escuela), es un tipo de violencia que ocurre cuando uno o más estudiantes atacan a otro y los convierten en el blanco de su comportamiento agresivo durante un período prolongado de tiempo. El niño que ha sido víctima de acoso escolar experimentará agresiones físicas, hostilidad, amenazas y exclusión social durante todo este tiempo. Es un cruel juego de agresión injustificada que, a medida que avanza en el tiempo, daña tanto la salud psicológica de la víctima como el carácter moral del agresor.


Características del bullying social

En términos generales, podemos hablar de tres características básicas del bullying social que vienen definidas por tres parámetros:

  1. Roles principales: el bullying social se da hacia una víctima indefensa por parte de un agresor principal acompañado de varios espectadores que alientan o participan directamente en las agresiones.

  2. Relación de poder: existe una evidente desigualdad de poder que enfrenta a varios agresores fuertes física, psicológica y/o socialmente a una víctima débil.

  3. Persistencia en el tiempo: esta relación perversa de dominio-sumisión se da de manera constante y repetida durante un periodo largo de tiempo.

Tipos de bullying social

Podemos hablar de cuatro tipos principales de bullying:

  1. Físico: puede dirigirse directamente contra el individuo (pegar, empujar, etc.) o indirectamente contra uno de sus bienes (robar, romper, etc.).

  2. Verbal: burlas, insultos, desprecios, etc.

  3. Psicológico: emplear un discurso negativo y degradante que rebaja la autoestima de la víctima y eleva sus sentimientos de miedo e inseguridad. En muchos casos, el bullying causa un trauma interno en la víctima que puede seguirlos por el resto de sus vidas (si no lo confrontan, piden ayuda y la tratan) y puede hacer que generalicen ese miedo a otras situaciones en su vida cotidiana.

  4. Social: la víctima es aislada de su grupo social de referencia.

  5. Ciberbullying, en donde se hace uso de las distintas tecnologías y redes sociales para hacer públicas agresiones. Aquí encontrarás más información sobre Qué es el ciberbullying, sus causas y consecuencias.

  6. Dating violence: entraría dentro del ciberbullying pero, en este caso, haría referencia al chantaje emocional que se realiza entre parejas de adolescentes, con la amenaza de publicar intimidades. En este caso podríamos hablar de una variante de violencia de género. Aquí puedes leer más sobre Los adolescentes y la violencia de género.


Causas que provocan el bullying social


Causas contextuales del bullying social

  • Familia: es el entorno principal y más significativo en el que las personas socializan y sientan las bases para su posterior adaptación a su ser físico, emocional y social.

  • Escuela: es el segundo escenario relevante para la socialización y el desarrollo saludable de los niños, por lo que la forma en que viven y son atendidos afecta su probabilidad de experimentar acoso o actuar agresivamente.

  • Socio económico y cultural: el micro-contexto social en el que nos desenvolvemos pueden condicionar nuestra posición como agresores, víctimas o como preventivo del bullying. Un grupo social que protege frente a un grupo que incita a la violencia (casos de agresores) o no tener ningún grupo de referencia (víctimas); convivir y/o sufrir actitudes machistas o discriminatorias por cualquier motivo de raza o condición social nos posiciona también en uno u otro lugar; etc.

  • Embarazo: dado que la experiencia perinatal de una persona determina su salud mental posterior, es un punto crucial para enfatizar. Las experiencias desagradables o traumáticas durante el embarazo pueden predisponer a una víctima o agresor a tener personalidades débiles o impulsivas, preparándolas para futuras experiencias de intimidación por un lado u otro.

Causas personales del bullying social

  • De la víctima: estamos hablando de personas muy inseguras y altamente introvertidas, lo que les dificulta establecer y mantener relaciones sociales saludables.

  • Del agresor: las personas con temperamentos impulsivos y baja tolerancia a la frustración están involucradas, lo que les anima a participar en un comportamiento agresivo como una forma de ventilar su descontento interno excesivo. se trata de personas con un temperamento impulsivo y con una muy baja tolerancia a la frustración, lo que les incita a ejecutar conductas agresivas a modo de descarga de su exceso de malestar interior.

En ambos casos, el agresor y la víctima son personas que se ven impulsadas a adoptar comportamientos opuestos como medio de supervivencia, escondiéndose y huyendo en el caso de la víctima y atacando y arrojando sobre el delincuente en el caso del agresor.


Consecuencias del bullying social

El bullying es una situación de maltrato que genera terribles consecuencias sobre la víctima, como por ejemplo:

  • Bajo rendimiento académico y/o fracaso escolar.

  • Baja autoestima y asertividad.

  • Aislamiento social y soledad.

  • Relaciones sociales pobres o inexistentes.

  • Rechazo a la escuela.

  • Ira y, a la vez, terror.

  • Somatizaciones (insomnio, ennuresis y dolores físicos) y síntomas que pueden persistir en la edad adulta.

  • Ideas de suicidio.

  • Escasa inteligencia emocional.

Al mismo tiempo, experimentar esta situación hostil de agresión también tiene efectos muy negativos en la insuficiencia social del agresor y en los sentimientos de miedo e inseguridad de los observadores.


Cómo prevenir el bullying social

La mejor manera de prevenir el acoso escolar es proporcionar a los niños y jóvenes una base emocional y psicológica segura que sea apoyada por sus familias y sus escuelas. A fin de cuentas, y teniendo en cuenta los riesgos potenciales de experimentar este tipo de intimidación en el rango de edad de bebés y niños pequeños, es esencial que la familia y la escuela trabajen juntas para cuidar, proteger y educar a los niños pequeños y adolescentes sobre los riesgos de la intimidación. Fomentar la comunicación abierta entre los miembros de la familia, mostrar preocupación por la vida personal de los estudiantes de la escuela, alentarlos a buscar asistencia si experimentan cualquier forma de abuso y presentarse de forma anónima si son testigos, etc. son algunas de las medidas más cruciales para poner en práctica con el fin de prevenir el abuso permanentemente.

Si sufres bullying o conoces a alguien que lo sufre, pide ayuda a tu familia, compañeros y profesores o denuncia la situación. Existen muchos profesionales que os pueden ayudar a superar la situación y a recuperar la confianza personal. Deja de esconderte, ¡mereces otra vida mejor! Aquí verás Qué hacer en caso de bullying escolar.


Referencias:



580 views0 comments

Comments


bottom of page